MAN concede formación gratuita a sus clientes en economía y seguridad mediante el programa ProfiDrive

Fuente: NEXOTRANS.com

Más de 350 alumnos han recibido la formación en los dos años que lleva activo el programa en nuestro país

 La formación como vía para optimizar las prestaciones de un camión y su respeto al medio ambiente es una de las prioridades de MAN, y por eso ha realizado una jornada en el circuito ParcMotor de Castellolí (Barcelona) para conocer más de cerca su programa formativo para conductores ProfiDrive.

Alfredo Blanco, responsable de Formación Comercial de MAN Iberia, fue el encargado de analizar los pormenores de los dos cursos que los clientes de MAN pueden solicitar a la filial nacional, uno sobre economía y otro sobre seguridad. La intención de la marca es “mejorar la seguridad, el respeto por el medio ambiente y los costes de la empresa, más aún en las condiciones actuales del transporte”.

Para ello, MAN cuenta con la colaboración de TECE, empresa con 12 años de experiencia que dirige Gerhard Eigenbauer (que lleva más de 30 en el Sector), la cual ha adquirido una cisterna para mercancías peligrosas con las últimas tecnologías incorporadas, que se suma a la tractora cedida por MAN para los cursos, la cual se renueva cada uno o dos años a fin de que siempre esté actualizada con todos los sistemas de ayuda a la conducción. “Incluso, está equipada con más sistemas que los que necesitamos para los cursos”, afirma Eigenbauer. La actual es una TGX 18.440 4×2 BLS Euro 5, con intarder ZF, cambio MAN TipMatic Profi y equipada con ACC, LGS y ESP, entre otros sistemas, como la ayuda de arranque en pendiente, “que también se puede utilizar al arrancar marcha atrás”, desvela Rafael López, director técnico de TECE y encargado de las pruebas dinámicas.

El curso denominado ‘Economy’ incide sobre el descenso del consumo (el gasoil representa, en la actualidad, el 34,6% de los costes de explotación de una empresa), el incremento de la vida útil del chasis y la cadena cinemática (gracias a que el motor rueda más redondo y se reducen los cambios de marchas), y la búsqueda de una conducción más respetuosa con el entorno. Para ello, se han diseñado cursos de ocho horas de duración, que pueden programarse de lunes a sábado, y que se realizan bien con la tractora de MAN o con los vehículos propios de la empresa. Para Blanco, “esta segunda opción es la que nos parece más recomendable, porque los conductores tienen que aprender a gestionar su propio vehículo, y si hacen el curso con él, les resulta más sencillo aplicar esos conocimientos adquiridos”. Además, el curso se puede desarrollar donde el cliente desee, sea donde sea, para un máximo de cinco personas.

Seguridad ante todo

Por lo que respecta al curso ‘Safety’, intenta que el conductor sepa “reconocer, evitar y superar situaciones críticas, mediante el conocimiento de los sistemas que tiene su camión y fomentando su responsabilidad al volante”, explicó Blanco. También duran un día, tienen un máximo de 20 alumnos, pero se imparten siempre con el vehículo de MAN y en las instalaciones de Castellolí o en la escuela de conducción que gestiona el RACC en Moraleja de Enmedio (Madrid). En esta ocasión, se realizan pruebas dinámicas para conocer mejor el ACC, el ESP y el LGS, además de practicar frenadas de emergencia en firme deslizante, como tuvimos ocasión de comprobar en Castellolí.

Hasta la fecha, más de 350 alumnos han recibido la formación MAN ProfiDrive en dos años, incluidos los bomberos de Barcelona y de Córdoba, así como operarios de vehículos contra incendios en determinados aeropuertos. Por el momento, esta formación está dirigida en exclusiva para clientes MAN de camiones, aunque en Alemania ya ha comenzado un programa paralelo para el transporte de viajeros, que llegará a España más adelante.